domingo, 22 de abril de 2018

Música Cretina FMUniv #3

ESTO NO ES UN PROGRAMA

21-4-2018

Lado A

 “No te quiero besar/ pero necesito hacerlo”

1.- Contra-Band, See you tonight
2.- Lucas Santtana, Músico (Tom Zé/ Herbert Vianna/ Bi Ribeiro)
3.- Me’Shell Ndgeocello, You really got a hold on me (Smokey Robinson)
4.- She & Him, I could’ve been your girl
5.- Skay y Los Fakires, El sueño del jinete
6.- Chuck E. Weiss c/Tom Waits, It rains on me
7.- Mauricio Redolés, Mi tele eres tú
8.- The Newcomers, Spare me the hurt of losing you

Lado B

“Cambió de bar/ queriendo cambiar la huella”

9.- Mark Mulcahy, He’s a magnet
10.- Childish Gambino c/Chance The Rapper, The worst guys
11.- Kacey Musgraves, Blowin’ smoke
12.- Los Reyes del Falsete, La canción de la cebolla
13.- Billy Bragg, Handyman blues
14.- Daniel Johnston, Some things last a long time
15.- Los Terapeutas, Miriam entró al Hollywood

(Emisión original: Música Cretina 2014 #4 - 8-2-2014)

sábado, 21 de abril de 2018

Música Cretina en FM Universidad


En un rato, ahora mismo, como todos los sábados a las 23, Música Cretina volverá a sonar por FM Universidad de La Plata. Abrimos el no-programa de esta noche, el tercero de la temporada, con la banda de la foto, Contra-band, que existió apenas por dos años en la ciudad de Champaign, Illinois, a comienzos de los 80. Fue rescatada del olvido por el heroico sello norteamericano Numero Group, en una compilación titulada "Buttons: From Champaign to Chicago" (2012), dedicada a precursores y herederos del grupo mas famoso de la zona, nada menos que Cheap Trick. Y esa cretinada no es la única en un no-programa que empezará a sonar dentro de apenas unas horas. Pero no revelaremos más en este post, mejor nos escuchamos desde las 23, en el 107.5. Este es el link para quienes quieran escucharnos online. Cualquier consulta, acá estamos. Y luego de su emisión, tanto la lista de temas como el no-programa estarán posteados en este blog.

domingo, 15 de abril de 2018

Música Cretina FMUniv #2

ESTO NO ES UN PROGRAMA

14-4-2018

Lado A

"¿El mal es algo que uno es/ o algo que uno hace?"

1.- Pastor T. L. Barrett and The Youth for Christ Choir, Like a ship
2.- Anelis, Luz nos meus olinhos
3.- Instituto Mexicano del Sonido, Mexico
4.- Colin Meloy, Sister, I’m a poet (Morrissey)
5.- Corcobado y Cría Cuervos, Más daño me hizo tu amor (Juan Arrondo)
6.- Eddie Hinton, One mo’ time

Lado B

"Le he pedido tanto a Dios/ que al final oyó mi voz"

7.- Mercury Rev, Little rhymes
8.- Pappo, Juntos a la par
9.- The 6ths & Odetta, Waltzing me all the way home
10.- Os Paralamas do Sucesso, Na nossa casa
11.- Paolo Conte, Via con me
12.- Jaime Roos, Tu vestido blanco
13.- Yo La Tengo, Somebody’s baby (Jackson Browne)

(Emisión original: Música Cretina 2012 #7 - 26-5-2012=

jueves, 12 de abril de 2018

Sam Phillips, "Baby I can't please you"


Tratás de decirle al mundo/ cómo debe girar

Jueves nublado para anunciar el fin del veranito que claudicó después convocar a una lluvia de madrugada que pudo ser tormenta. Y entonces sería lindo dejar sonar algún tema, por ejemplo que se eleve el sonido del sitar con el que arranca el temazo al que alude la cita de aquí arriba, Baby I can't please you, o sea algo así como Nene no puedo complacerte, de esa genia incomprendida llamada Sam Phillips, a la que su marido no pudo convertir en una estrella de los 90, como se lo merecía ella y los discos que T Bone Burnett --el marido en cuestión-- le produjo durante el tiempo que estuvieron juntos. El mejor, la obra maestra, es Martinis & bikinis, una hermosura cuyo título responde al mini tema que lo inaugura, casi un epígrafe, que contiene un verso en el que siempre quise ser tan sabio como para crees en él: Dios nos concederá todos nuestros deseos/ Martinis y bikinis para nuestros amigos. Pero el tema del que hablamos es el cuarto del disco, una joya beatle en un disco beatle, tanto que arranca con ese sitar que es el que quiero compartir con ustedes. Ahí está entonces el link correspondiente a la bella Sam Phillips, a la que le he seguido la pista antes y despues de T Bone. Antes era una cantante religiosa, T Bone la sacó de ese estanque y quiso llevarla al mar, pero la terminó abandonando antes de llegar a la orilla. Pese a lo agotador de semejante viaje, al menos quedó para la posteridad este discazo, fechado en 1994, en el que el tema mas parecido a un hit --tuvo un video, incluso-- es este en el que Sam canta eso de que Se que cuando decís amor/ estás diciendo control, que cuando tu marido es el productor del disco, es imposible no pensar que estamos hablando de él. Vaya uno a saber de lo que está hablando Sam, pero de lo que yo hablo, una y otra vez, perdón por eso, es del Música Cretina del sábado pasado, el primero en salir al aire por FM Universidad de La Plata. Algo que repetiremos este sábado a las 23, y los sábados subsiguientes. Ya esta listo el no-programa del sábado que viene, por ejemplo. Pero no estaría de mas recordar que lo que sonó y sonará en FM 107.5 son viejas emisiones del no-programa, rescatadas justamente por su calidad sin tiempo, mientras que los Música Cretina correspondientes a este año, los cosecha 2018, tendrán otro destino. Ya hablaremos mas de eso, pero mientras tanto volvamos a pensar en Sam Phillips, y en los sábados de La Plata, y en T Bone Burnett. Y en los Beatles, o al menos en ese sitar que hace pensar en ellos. Y por supuesto también en las nubes de este jueves de mañana, que fue lluvia de madrugada y no tormenta, y vaya uno a saber que otra cosa será antes de ser tarde, ser noche y ser viernes.

martes, 10 de abril de 2018

Frank Black & Teenage Fanclub, "The man who was too loud"


Ahora/ Voy a tocar despacio

Amanece el martes, pero en los cuarteles --ja-- de Música Cretina aún estamos viviendo el sábado. Un sábado que marcó el debut del no-programa en FM Universidad de La Plata, un espacio en el que sonarán viejas emisiones rescatadas de la bóveda cretina, pero que parecen elegidas ayer. O, por qué no, hoy mismo. Como este The man who was too loud, con el que Frank Black --acompañado nada menos que por los Teenage Franclub-- homenajea a Jonathan Richman, el primer rocker en apagar su amplificador. Una historia que volví a leer en estos días como parte de un libro fascinante, Astral Weeks, a secret story of 1968, de Ryan H. Walsh, un periodista de Boston que se larga a contar la trama que hay detrás del gran disco de Van Morrison, que resulta ser nada menos que la historia contracultural de su ciudad, de la que forman parte toda clase de desclasados, chiflados y visionarios, entre los que está, por supuesto, el buen Jonathan. El que le propuso a su grupo tocar sin amplificadores y que la batería sea reemplazada por periódicos enrollados. El que no quería lastimar los oidos de los niños con sus canciones, como recuerda Black en este tema que descubrí en un disquito mágico, por el que tuve un flechazo instantáneo e irresistible, un fetichismo feroz como el que sólo se podía tener en aquellos tiempos del dísco físico, en que la música tenía su propia forma, no como ahora, que simplemente está en las redes. O en los cables, como decía Soda Stéreo. Ese tiempo del que estoy hablando tiene fecha precisa en el caso de la reverencia de Frank ante Jonathan, ya que me topé con el disco exactamente dos décadas atrás durante un viaje relámpago a Santiago de Chile, enviado por el diario en el que trabajo a intentar robarle una entrevista a Joan Manuel Serrat, que había viajado a Chile para estar presente en un homenaje a Allende que se iba a realizar en el Estadio Nacional, y aprovecharía el paseo para presentar en Buenos Aires su nuevo disco (que no me fascinó, precisamente), con una rueda de prensa dispuesta antes de volver a España. Nominalmente, mi viaje a Santiago fue para cubrir ese Festival, pero lo unico que le interesaba a quien me había enviado era que consiguiese una nota con Serrat antes de su conferencia de prensa porteña. La premura con la que fue armado todo me obligó a dormir poco y nada, por lo que mi viaje fue mas o menos una tortura. Recuerdo que el poco tiempo que supuestamente tenía para dormir fue durante una mañana en que la gente del hotel parecía estar dispuesta a arreglar a los golpes todo lo que estaba roto en el lugar, o al menos eso me pareció desde mi habitación, donde no pude pegar un ojo, y me dediqué a revolear todo lo que podía ser revoleado sin tener que pagarlo por roto. Leo lo que acabo de escribir y me parece infantil y patético, pero es lo que hice, supongo que estaba medio desquiciado por la presión del viaje y de mi jefe y la falta de sueño. Creo recordar que toda la ropa de cama terminó en la bañadera, tal vez porque en algún momento pensé que allí se iban a escuchar menos los golpes, y supongo que fue en un arranque de frustración que abrí la ducha, así que el desmadre terminó siendo total. Fue recién entonces cuando entendí el estado mental que ¿explica? el comportamiento de ciertas estrellas de rock en los cuartos de hotel, pero allí no había rock ni mucho menos estrellato, sólo la ansiedad ante la nota no pautada pero exigida, y la necesidad de dormir aunque sea un poco. Ahora que lo pienso, tal vez fue por eso --fruto de ese estado mental, digamos-- que me obsesioné con el disco en el que Frank cantaba sobre El hombre que era demasiado ruidoso, que además era apenas un disquito con cuatro temas, con un precio exorbitante, el que solían tener los discos de las BBC Sessions (¿Había alguna razón para eso? ¿O era sólo capricho y/o avaricia?). Su costo era toda la plata que me habían dado como viático, por lo que al verlo en la vidriera de una disquería perdida en una galería de Providencia, contuve con una mano a la otra que se había extendido señalándolo, a la manera de E.T., y me obligué a volver al hotel. Pero no pude dejar de pensar en el disco, así que --aunque tiempo no fuese lo que me sobraba-- volví a la disquería antes de irme al Estadio a continuar con mi faena, y me lo compré, condenándome no solo a no tener dinero para comprar ninguna otra cosa, sino también a juntar tickets del piso durante todo el viaje (e incluso a fraguar facturas) para poder justificar el gasto. Pero nada de esto importó cuando finalmente conseguí la entrevista con Serrat y terminó saliendo en la portada del diario, que era lo que quería mi jefe. Y aún menos me importó cuando, con la faena realizada, pude finalmente hacer play en casa con el disquito en cuestión y disfrutar de un tema --y una versión-- que al día de hoy sigue siendo uno de mis preferidos, cretino honorario donde sea y como sea. Y el disco todavía sigue siendo una de las joyas de mi discoteca, y por eso es que suena al final del no-programa rescatado para inaugurar el ciclo en la radio platense. De hecho, quienes quieran leer mas sobre la anecdota de Serrat, los trucos para conseguir entrevistas no pautadas y la condena de los homenajes en el Estadio Nacional hay otro post al respecto en el blog de Música Cretina, de la época en que este no-programa originalmente salió al aire. Mientras tanto, los que quieran alegrar su mañana de martes pueden buscar en los comentarios, donde van a encontrar el link para escuchar la canción en cuestión. Y también otro que los llevará al no-programa. Recuerden, si hacen play en este segundo link van a tener que escucharlo hasta el final, porque es la canción de despedida. Algo ideal --¡no me digan que no!-- para empezar el día.   

sábado, 7 de abril de 2018

Música Cretina FMUniv #1

ESTO NO ES UN PROGRAMA

7-4-2018

Lado A

“Rock’n’roll es lo que nací para ser”

1.- Roky Erickson, I walked with a zombie
2.- Esteban R. Esteban, Navegando
3.- Otto, Pra quem ta quente
4.- Pascal Comelade & PJ Harvey, Love too soon
5.- Lucas Martí, En las calles de Liniers (Hermética)
6.- Patti Smith, Ask the angels

Lado B

 “Yo sólo quiero verlo arder”

7.- Valentín y Los Volcanes, Pequeña Napoleón
8.- Elliott Smith, Everything reminds me of her
9.- Tapiarabiajackson, Esta es mi historia
10.- Jean Bart, Tirer Birkin
11.- Sam Phillips, Baby I can’t please you
12.- La Hermana Menor, Julia dice
13.- Frank Black & Teenage Fanclub, The man who was too loud


(Emisión original: Música Cretina 2012 #6 - 19-5-2012)

Música Cretina en Radio Universidad de La Plata

Atención Cretinxs: tengo novedades. A partir de esta noche, Música Cretina comenzará a escucharse semanalmente en la FM Universidad de La Plata. Todos los sábados a las 23, habitaremos una nueva casa en estas ya casi dos décadas de esporádica y caprichosa historia radial. Será la tercera, después de un lejano comienzo en FM La Tribu y un posterior salto a FM Supernova, para terminar regresando al comienzo antes de convertirnos en no-programa, y emprender la retirada al monte de las redes. De hecho, el no-programa conservará esa denominación, ya que seguirá sin hacerse en vivo y mantendrá su formato resumido. Es más: nuestro actual refugio online seguirá siendo nuestro verdadero hogar, ya que los nuevos Música Cretina, los correspondientes a esta temporada 2018, seguirán apareciendo por ahora con la misma asiduidad volátil y libre que permite la aparición online. Mientras tanto, lo que empezará a sonar semanalmente en la FM 107.5 es una auténtica muestra del Universo Cretino, un repaso y rescate de un frondoso acervo de no-programas imperecederos y sin tiempo, todo un mundo para descubrir. O, mejor disco, para redescubrir juntos. Un espacio que se hace realidad gracias a una invitación de Oscar Jalil, que estuvo amagando con la idea desde hace un par de años. Y la operación técnica de Diego Carrera, que recibe los archivos y se ocupa de dejarlos listos para enviar al aire. Así que ya saben, los espero este y todos los sábados a las 23, en FM Universidad, 107.5. Y este es el link para quienes quieran escuchar la radio esta noche.